Rinoplastia: todo lo que tienes que saber

November 9, 2017

 

La operación estética de la nariz es una de las más demandadas, pero debes tener en cuenta ciertos aspectos antes de someterte a una. Te los explicamos con la ayuda de dos reputados cirujanos estéticos

 

Hay una nariz para cada rostro

Seguro que tienes una nariz favorita, y sí puedes inspirarte en ella, pero no pienses que te va a quedar igual, "no me importa que traigan fotos de lo que quieren, pero nuestro trabajo consiste en analizar el rostro de cada paciente para encontrar la nariz más adecuada. Hacemos un boceto, y teniendo en cuenta una serie de proporciones, ofrecemos el mejor resultado para conseguir un rostro simétrico. Además, el paciente tiene que saber que muchas veces la operación de nariz implica la necesidad de hacer otros retoques, sobre todo en el mentón o la frente, para armonizar el rostro”.

 
La funcionalidad de la nariz es también importante
 

"Muchas personas van a operarse la nariz por estética y descubren que tienen un problema de funcionalidad", explica el doctor Arquero. Y es que la nariz tiene su función en el cuerpo humano, nos permite desarrollar el sentido del olfato y respirar correctamente.

 

Por este motivo un buen especialista, "tratará el caso al estudiar la nariz no solo desde el punto de vista estético, sino también desde el punto de vista funcional y si la función respiratoria fuera disminuida o alterada, hará en la misma intervención una corrección, para mejorar así la respiración de la misma".

El postoperatorio de la rinoplastia

 

Durante el postoperatorio el paciente estará una semana con una escayola, protegiendo los huesos nasales, y con unos tapones que se retirarán a las 48 horas".

 

Aunque, la intervención no es dolorosa, "es probable que se hinche un poco la zona periocular. La hinchazón irá desapareciendo, pero hasta que no pase un mes el paciente no verá el resultado, e incluso tendrán que pasar unos meses más para comprobar cómo ha quedado la nariz".

 

Ponte en manos de un buen profesional

Lógicamente siempre nos preocupa el precio. Pero más que el precio, cuando lo que está en juego es tu salud, (según el doctor Arquero la rinoplastia "es la cirugía estética más difícil y la que más fracasos conlleva"), lo importante es que te pongas en manos de un buen profesional, que te ofrezca los mejores resultados y la posibilidad de retoques. El doctor Arquero afirma que "un 30 por ciento de las narices que se operan hay que retocarlas, es una operación delicada, no sabes qué respuesta va a tener, al menos hasta que pasa el primer mes". Por su parte, Pérez de la Romana recomienda que el cirujano que te vaya a operar pertenezca a sociedades médicas como la Sociedad Europea de Rinoplastia.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Please reload